Una simple Misión

El presidente Kennedy se paseaba por los pasillos de la Nasa, sería el año 1963, dos Años antes, en Mayo del 61, él mismo había prometido al pueblo norteamericano, que antes de finaliza la década, pondrían un hombre en la luna.

Esa tarde, el presidente había ido a conocer los avances sobre el programa espacial, caminaba entonces por el pasillo y le llamó la atención, ver a un trabajador de limpieza barriendo el piso muy atentamente y con gran pasión. Así que siguiendo sus buenos reflejos políticos, se acercó y luego de estrecharle la mano, le preguntó cual era su trabajo, a lo que el hombre sin dudarlo contestó: -Ayudo a poner un hombre en la Luna.

Esta historia, siempre se utiliza para explicar el concepto de misión. Esta palabra tan simple, que además refleja un concepto tan simple también, (pero que alguno ejecutivos insisten en complicar) es la base de cualquier empresa que quiera progresar basada en el trabajo en equipo y la colaboración mutua. 

Según describe Jack Welch,  en su libro Winning, la mejor manera definir una misión, es preguntarse, ¿cómo nos proponemos triunfar en este negocio? Y lo sigo citando casi textualmente: “la misión no responde a: ¿Porqué éramos tan buenos en los viejos tiempos? ni tampoco a ¿Cómo podemos describir este negocio para no molestar a ninguna otra unidad o división, ni a ningún alto ejecutivo?

Por el contrario, la pregunta de ¿Cómo nos proponemos triunfar en este negocio? Es determinante, requiere que las empresas tomen decisiones respecto a personas, inversiones y otros recursos.” Obliga a las empresas a plantearse para que son buenas y donde son mas competitivas. Es simple, lo difícil es una vez que la tenemos, apegarnos a ella y no cambiar el norte.

Ojo, además la misión es un enunciado especialmente importante para

Una misión clara, con la cual esté comprometida toda la plana mayor de la empresa, genera compromiso por parte de todos los colaboradores. Como en el caso del famoso barrendero de la Nasa, el sabía que una ambiente limpio, mantendría motivado al resto de colaboradores, desde astronautas, hasta calculistas cuánticos, y que esto y el aporte enfocado de otros cientos de colegas,  los llevaría a cumplir la misión. 

No te olvides, si todavía no estás suscrito y quieres recibir una buena historia, o un buen consejo acerca de como usar historias para liderar, todas las semanas, suscríbete aquí.